Download E-books ¿Has visto a María? (Spanish Edition) PDF

La mundialmente aclamada autora de La casa en Mango Street nos brinda un relato profundamente conmovedor acerca de los angeles pérdida, el duelo y l. a. sanación: una fábula para adultos líricamente narrada y vívidamente ilustrada sobre una mujer que busca un gato extraviado tras l. a. muerte de su madre.
 
La palabra “huérfana” no parecería aplicarse a una mujer de cincuenta y tres años de edad. Sin embargo, así es exactamente cómo se siente Sandra al encontrarse sin madre, sola “como un guante abandonado en los angeles estación de autobuses”. Lo que pudiera salvarla es los angeles búsqueda de algo más que se ha perdido: María, l. a. gatita blanquinegra de su amiga, Rosi, que se largó el día en que ellas dos llegaron desde Tacoma. A medida que Sandra y Rosi peinan las calles de San Antonio—preguntando por todas partes y poniendo volantes—¿Has visto a María? hace gala de l. a. habilidad de esta querida autora de contar cuentos llenos de magia, en un relato que nos recuerda cómo el amor, aun cuando desaparece, no se pierde por siempre.

Show description

Read Online or Download ¿Has visto a María? (Spanish Edition) PDF

Best American Literature books

Him With His Foot in His Mouth and Other Stories

'We have been neighbors, one way or the other. yet after all, by some means, he meant to be a mortal enemy. all of the whereas that he used to be making the gestures of a detailed and valuable buddy he was once fattening my soul in a coop until it used to be prepared for killing. ' important, exuberant, streetwise and philosophizing, Nobel Prize winner Saul Bellow is likely one of the undisputed masters of yankee prose.

Letters of E. B. White

Letters of E. B. White touches on a large choice of topics, together with the hot Yorker editor who turned the author's spouse; their dachshund, Fred, together with his "look of pretend respectability"; and White's contemporaries, from Harold Ross and James Thurber to Groucho Marx and John Updike and, later, Senator Edmund S.

The Long Winter (Little House)

The adventures of Laura Ingalls and her family members proceed as Pa, Ma, Laura, Mary, Carrie, and little Grace bravely face the not easy wintry weather of 1880-81 of their little apartment within the Dakota Territory. Blizzards conceal the little city with snow, removing all offers from the skin. quickly there's nearly no foodstuff left, so younger Almanzo Wilder and a chum make a perilous journey around the prairie to discover a few wheat.

Saints at the River: A Novel

An immense new Southern voice emerges during this novel a couple of city divided by way of the aftermath of a sad accident--and the lady stuck within the middleWhen a twelve-year-old lady drowns within the Tamassee River and her physique is trapped in a deep eddy, the folks of the small South Carolina city that bears the river's identify are thrown into the nationwide highlight.

Extra resources for ¿Has visto a María? (Spanish Edition)

Show sample text content

Necesito poder sentir las cosas profundamente, buenas o malas, y vadear a través de una emoción hasta los angeles otra orilla, hacia mi renacimiento. Sabía que si demoraba mi paso por el dolor, el trayecto entre mundos solo tardaría más. Incluso los angeles tristeza tiene su lugar en el universo. Ojalá alguien me hubiera dicho entonces que los angeles muerte te da los angeles oportunidad de sentir el mundo entrañablemente, que el corazón se abre como l. a. abertura de una cámara, captándolo todo, lo doloroso así como lo gozoso, good como l. a. piel del agua. Ojalá alguien me hubiera dicho que atrajera hacia mí los objetos de espíritu puro cuando me encontrara entre nacimientos. Mis perros. Los árboles a lo largo del río San Antonio. El cielo y las nubes reflejadas en sus aguas. El viento con su body spray a primavera. Las flores, sobre todo los angeles compasiva margarita. Ojalá alguien me hubiera dicho que el amor no muere, que podemos seguir recibiendo y dando amor después de los angeles muerte. Esta noticia me es tan asombrosa aún ahora, que me pregunto por qué no relumbra al calce de l. a. pantalla de televisión en CNN. Escribí este cuento a raíz de una muerte, poco a poco. Una escritora que estaba aquí de visita había perdido a su gata. los angeles verdadera María eludió su captura por más de una semana, pero buscarla me obligó durante esos días a conocer a mis vecinos, y así surgió los angeles notion de este libro. Algunas personas que me han escuchado leerlo en voz alta creyeron que period para niños, pero lo escribí para los adultos, porque había necesidad de algo para gente como yo que de pronto se quedan huérfanos en l. a. madurez de l. a. vida. Quería hacer algo que pudiera dar a quienes están de luto, algo que los ayudara a encontrar de nuevo el equilibrio y a caminar hacia su renacimiento. Debido a que he admirado su obra desde hace mucho y a que ella también perdió a su madre recientemente, supe que l. a. artista Ester Hernández sería l. a. personality indicada para esta colaboración. Ester voló desde California hasta San Antonio para tantear el terreno. Los vecinos y sus hijos posaron para nosotras y se involucraron en el proyecto: incluimos a personas, casas y lugares de verdad, casi como si estuviéramos haciendo un documental, y este libro se convirtió en un esfuerzo conjunto de l. a. comunidad. Me gustaba l. a. suggestion de que las imágenes contaran otra historia sobre los angeles gente de San Antonio, una historia de culturas que chocan para dar origen a algo nuevo: gente de pelo rubio, apellido alemán y con nombre de pila español, heredado de una abuelita mexicana de varias generaciones atrás. Tejanomexicanos de rasgos árabes e indígenas y un apellido escocés. Católicos extremely devotos de raíces sefarditas. Historias que el Álamo olvida recordar. Somos una especie de aldea, con casotas y casitas, hogar de herederos así como de gente que tiene que tomar el autobús para ir a comprar el mandado. Tenemos casas con banderas estadounidenses y letreros hechos en casa. “Dios bendiga al soldado Manny Cantú”. “Traigan a las tropas a casa ahora”. “Por want no deje que su perro haga popó en mi jardín”.

Rated 4.20 of 5 – based on 36 votes