Download E-books Lang Lang PDF

By Lang Lang

«Desde que tengo memoria he tenido una especie de banda sonora en mi cabeza que ha acompañado los momentos más importantes de mi vida. He escuchado estudios y conciertos, sonatas y grandes sinfonías. He escuchado armonías y contrapuntos. He escuchado l. a. acción de los angeles música.» Lang Lang

Nacido en China de padres cuyas carreras musicales se vieron truncadas por los angeles Revolución Cultural, a pesar de su juventud, Lang Lang ha emergido como uno de los grandes pianistas de nuestro tiempo. Un viaje de miles de kilómetros relata l. a. extraordinaria historia de un niño de cinco años con un gran talento para los angeles música que se ve obligado a conciliar l. a. enorme disciplina que exige el estudio del piano –para satisfacer l. a. ambición frequent de convertirse en el número y resarcir a su madre y su padre por su enorme sacrificio en aras de su carrera profesional-, con un auténtico sentimiento de amor por l. a. música como aliada en un mundo de juegos. los angeles recompensa al tesón va asomando en los angeles vida del intérprete y, a los angeles edad de doce años gana el premio Chaikoski, su primer gran reconocimiento.

Sin embargo, en su camino hacia los angeles fama internacional, Lang Lang atraviesa episodios dramáticos; debe sobreponerse a l. a. pobreza, a intrigas académicas en el conservatorio de Pekín y, sobre todo, a los angeles compleja relación que tiene con su padre, al que adora y debe todo pero que, a su vez, es capaz de tiranizarlo.

Un viaje de miles de kilómetros, además de una autobiografía es sobre todo un relato del crecimiento own de un niño que alcanza sus sueños y objetivos profesionales gracias al tesón y el amor a los angeles música; es también un relato de conciliación de dos visiones distintas del mundo contemporáneo: Oriente y Occidente. Lang Lang nos ofrece además un recorrido privilegiado por l. a. trastienda de los angeles música clásica profesional donde los ídolos infantiles del joven –los maestros Christoph Eschenbach, Daniel Baremboim, Isaac Stern y Leon Fleisher, entre otros-, con generosidad ejercen el papel de mentores, ofreciéndole valiosos consejos para los angeles vida y el arte.

Lang Lang nació en 1982 en Shenyang (China). Empezó a tomar lecciones de piano a los tres años y a los cinco dio su primer recital. Estudió en el Conservatorio de Pekín y posteriormente se trasladó a Estados Unidos a estudiar en el Instituto Curtis de Filadelfia. Su descubrimiento para el gran público se produjo en 1999 cuando, a los angeles edad de 17 años, tuvo que sustituir en el último momento a un indispuesto André Watts en el pageant Gala del Siglo de Ravinia. The Chicago Tribune dijo de él: “el más grande, más excitante talento del piano descubierto en muchos años.” The London occasions añadió: “Puede que estemos ante un auténtico acontecimiento histórico”.Lang Lang ha colaborado con directores que incluyen a Daniel Barenboim, Christoph Eschenbach, James Levine,, Zubin Mehta, Simon Rattle, Wolfgang Sawallisch, Yuri Temirkánov, Michael Tilson Thomas y Franz Welser-Möst. Asimismo ha actuado con las

David Ritz es un escritor musical de gran éxito que ha escrito en colaboración las autobiografías de Ray Charles, Smokey Robinson, Aretha Franklin y B. B. King, entre otros.

Show description

Read or Download Lang Lang PDF

Best Biography books

The Iron Lady: Margaret Thatcher, from Grocer's Daughter to Prime Minister

The Iron girl, the definitive Margaret Thatcher biography, is obtainable simply in time for the motion picture starring Meryl Streep as some of the most notorious figures in postwar politics. even if you love her or hate her, Margaret Thatcher's influence on twentieth-century heritage is indisputable. From her humble, small-town upbringing to her upward thrust to energy because the United Kingdom's first girl top minister, to her dramatic fall from grace after greater than 3 a long time of provider, celebrated biographer John Campbell delves into the tale of this interesting woman's lifestyles as nobody has earlier than.

The King Never Smiles: A Biography of Thailand's Bhumibol Adulyadej

Thailand’s Bhumibol Adulyadej, the single king ever born within the usa, got here to the throne of his nation in 1946 and is now the world’s longest-serving monarch. The King by no means Smiles, the 1st self sufficient biography of Thailand's monarch, tells the unforeseen tale of Bhumibol's existence and sixty-year rule—how a Western-raised boy got here to be visible by means of his humans as a residing Buddha, and the way a king broadly noticeable as beneficent and apolitical may possibly in reality be so deeply political and autocratic.

Xerxes: A Persian Life

The 1st full-scale account of a Persian king vilified via heritage Xerxes, nice King of the Persian Empire from 486–465 B. C. , has long past down in heritage as an offended tyrant packed with insane ambition. The stand of Leonidas and the three hundred opposed to his military at Thermopylae is a byword for braveness, whereas the failure of Xerxes’ day trip has overshadowed all of the different achievements of his twenty-two-year reign.

Additional resources for Lang Lang

Show sample text content

Tenía que haberte defendido –dijo papá–. Pero no lo hizo. Mi padre live performanceó un encuentro con Yin Chengzong, probablemente el pianista más famoso de China. period una estrella nacional que había tocado sólo música china durante los angeles Revolución Cultural. Incluso había estado muy unido a Madame Mao. Sin embargo, después de los angeles Revolución cayó en desgracia y tuvo que huir a Estados Unidos, fijando su residencia en Nueva York. Cuando papá le conoció, había vuelto a China para una larga estancia, tras haber recuperado el estatus perdido en su patria. Yin Chengzong period un experto en Rusia. Dominaba l. a. lengua y el enfoque ruso de l. a. técnica pianística: un sonido potente, grandes frases y sentimientos exaltados. period como si tuviese el alma rusa. Cuando me escuchó tocar, me dijo que yo también comprendía a Rachmaninoff y a Chaikovski y me animó a estudiar las piezas más difíciles de aquellos compositores, lo que interpreté como el mejor de los cumplidos. Yin Chengzong period alentador y paciente, y cuando aceptó darme clases, mi padre y yo nos sentimos eufóricos. Sin embargo, sabíamos que el profesor Zhao no podía estar al corriente. Se pondría furioso. A los profesores chinos no les gusta compartir a los alumnos, y no queríamos arriesgarnos a perder al profesor Zhao a pesar de que mi padre le considerara un cobarde. De alguna manera, Zhao period todavía un aliado, de manera que recibí clases de Yin Chengzong en secreto. Cuando mi madre vino a Pekín para una breve visita, le conté que aquellas clases clandestinas me hacían sentir raro. –Lo entiendo, Lang Lang –me dijo–, pero no estás haciendo nada malo. A veces, los profesores no se llevan bien entre ellos, pero lo único que importa es que aprendas todo lo necesario, porque los angeles música se trata de eso. Me hubiese gustado que mi madre hubiera podido venir conmigo a los concursos, pero el precio period prohibitivo, sin mencionar lo difícil que habría sido conseguir un visado. Mi padre tenía ahora las miras puestas en el Concurso Internacional Chaikovski de Jóvenes Músicos en Japón, que se celebraba en verano. period el más difícil de todos para un joven pianista, y a pesar de que fuera prácticamente imposible, le supliqué a mi madre que viniese. De nuevo me dijo, como había hecho siempre, que period por el amor que sentía por mí que se apartaba para dejar a mi padre ayudarme a ser el número uno; que los tres estábamos unidos en esa gran aventura encaminada a desarrollar mi talento y llevarme a l. a. fama, y que cada uno tenía su propio papel. Ahora, mirando atrás, me doy cuenta de que de todos los egos ligados a mi carrera, el de mi madre period el más controlado de todos. Cuando se vio obligada a dejar de vivir con su hijo, lo hizo sin amargura. Durante sus escasos viajes a Pekín, nunca se lamentó de su destino ni se quejó de lo difícil que period su vida. Me amaba sin preocuparse por su propio bienestar. Yo, por mi parte, los angeles quería aún más y durante aquellos años de interminables horas de estudio, cuando tocaba ocho, nueve y diez horas al día, nunca dejé de sentir el dolor por su ausencia.

Rated 4.97 of 5 – based on 25 votes